La relación ha terminado... ¿Y ahora qué?

Actualizado: 7 jul

Cuantas dudas aparecen cuando sientes que has perdido a quién creías que iba a ser tu compañero de viaje...


Si has sido tú quién ha dejado la relación, te invaden miles de pensamientos...

"¿He hecho lo correcto?"

"¿Y si ha sido una decisión precipitada y me he equivocado?"

"¿Por qué siento este vacío y no me siento mejor?"


Si por el contrario es a ti a quién han dejado...

"¿Qué he hecho mal?"

" Después de todo lo que he hecho, ¿me merezco este final?"

"¿Cómo ha podido hacerme esto?"


Miles de dudas, preguntas y discursos internos invaden nuestros pensamientos y nos ahogan en la tristeza, ansiedad, frustración...


"Sea cual sea el bando en el que estés, el dolor está presente"

No podemos escapar de nuestros sentimientos. Sentir que estás perdiendo o que puedes estar dañando a otra persona a la que has amado o que incluso aún amas, inevitablemente nos acerca al dolor.


En la vida no siempre se toman decisiones agradables y cuando uno decide terminar una relación porque siente que ya no es allí, que el amor ya ha terminado o que después de intentarlo en varias ocasiones no ha funcionado. Decidir irse es un acto de valentía, honestidad y respeto hacia la otra persona.


El amor no se puede forzar ni exigir... Y cuando decide irse por las circunstancias que sean, es mejor ser coherente con uno mismo y afrontar la realidad.

Al final, irse ante una situación así, no es una decisión egoísta, es un acto de amor propio y de sinceridad, de lo contrario es engañar a la otra persona.

A veces, uno decide quedarse por miedo a la soledad o por miedo a la incertidumbre: "¿Qué pasará conmigo si esto termina?"

Pero, ¿realmente crees que el futuro que le espera a esa relación va a ser un futuro lleno de amor y pasión?

No podemos permanecer en una relación por comodidad, necesidad o miedo si en nuestro interior sabemos que ya está.

En una relación, también hay que pensar en el otro. Permanecer en ella por comodidad o necesidad, es estar engañando a la otra persona y posiblemente lo que en esta relación te falte lo acabarás buscando fuera.


No conozco a nadie que disfrute dejando una relación, por eso es tan complicado dar el paso, porque en nuestro interior sabemos que implicará pasar por el dolor y nadie quiere pasar por ello...


"La vida es una lección constante y una elección"

Con nuestras decisiones tomamos un camino u otro y en base a esas decisiones aprendemos.

A través de las experiencias vamos reconociéndonos. Identificamos poco a poco nuestra esencia, lo que nos gusta y lo que no, lo que queremos y lo que no.

La vida nos da lo que necesitamos para evolucionar y descubrir nuestra mejor versión.

Pasar por el dolor forma parte del proceso. Nos permite reflexionar, reconducir, reajustar.

Cuando estamos bien no pensamos en cambiar nada, simplemente fluimos y seguimos.


"La vida nos es una linea recta, es cíclica y es perfecta tal y como sucede"

Cuando aparezcan momentos bonitos: ¡Disfrútalos! No durarán para siempre y cuando aparezcan momentos de tristeza: Acógelos, tampoco durarán siempre y seguro traerán consigo un aprendizaje.


Dicho esto, si después de valorar la relación y observar que ya no es allí, que ya no hay amor, que no es un arrebato, que incluso después de haber hablado con tu compañer@ sigues pensando que para ti la relación ya no tiene sentido. Tomar la decisión de soltar y dejar ir, es una acto de amor hacia ti y hacia la otra persona.

Ambos os estáis dando la oportunidad de seguir con vuestras vidas y encontrar vuestro lugar.


Terminar una relación es un momento muy difícil. Tanto para el que decide irse como para el que tiene que aceptar que la relación ya no sigue.

La sensación de vacío, soledad, frustración, remordimientos, tristeza, ansiedad, está presente en ambas partes.

Pasamos por una etapa de duelo, en la que nos resulta muy difícil comprender. Donde por defecto solo recordamos los buenos momentos y por arte de magia olvidamos todo lo malo.

Nuestros pensamientos nos manipulan haciendo aún más difícil salir de ese dolor.

Llegados a este punto, es momento para reflexionar y mirar hacia dentro, hacernos responsables de lo que hemos o no hemos hecho, perdonarnos y perdonar por lo ocurrido.

Cada uno necesita su tiempo, no hay un periodo de tiempo exacto para esta etapa, lo importante es no quedarse enquistado en ella y como consecuencia quedarse anclado en un pasado que ya no se puede cambiar.


ACEPTAR lo ocurrido, nos permitirá mirar más allá y quizás entender que, aunque, ha sido muy duro pasar por ello, ha sido necesario para poder darnos cuenta de muchas cosas.

ACEPTAR nos ayudará a identificar qué ha ocurrido y asumirlo.


ACEPTAR es una manera de cerrar un capítulo para poder abrir otro y con una ventaja:

LA EXPERIENCIA Y EL APRENDIZAJE


Me encantaría deciros que el AMOR es para siempre, pero eso solo ocurre en las películas de Disney.


Una relación pasa por muchas etapas y la primera es la más ¡traicionera de todas!

Nos dejamos llevar por el enamoramiento. Solo vemos corazoncitos y nubes de colores, una realidad completamente distorsionada y llena de fantasía, alimentada por nuestros deseos más ocultos.

Los expertos dicen que esta fase puede durar desde meses hasta los 3 años, pero que una vez desaparecen los colores y empezamos a ver la realidad tal y como es, en ese momento, es cuando podemos empezar a ser conscientes de la relación que tenemos. Caen las máscaras y el "bien queda" y cada uno empieza a mostrarse tal y como es.

En ese momento, es cuando podemos empezar a apreciar si esa la persona que queremos como nuestro compañero de viaje o no.

Creemos que por decir es mi mujer, mi marido o mi pareja es de nuestra propiedad, pero nadie es de nadie y mucho menos en el mundo del amor.


A veces, aparecen personas en nuestra vida que son para siempre y a veces solo permanecerán en ella por un tiempo.


Me encanta esta frase : "Todo es perfecto tal y como sucede"


Las personas que aparecen en nuestras vidas, siempre nos ayudan a aprender algo de nosotros mismos y de la vida. Son necesarias para evolucionar y crecer en valores.

Así que, cuando termina una relación, una de las lecciones es que con el tiempo podamos verla como un aprendizaje y podamos agradecer lo vivido.

Así, estaremos dando paso a un capítulo nuevo en nuestra vida. Posiblemente con miedo, por no querer sufrir de nuevo, pero hay que vencer al miedo y no dejar que nos limite y nos impida vivir otra nueva aventura en el libro de nuestra vida.


Si te encuentras en una situación parecida y necesitas herramientas para superar esta etapa, no dudes en contactar conmigo y junt@s conseguiremos salir de ella y seguir adelante.


¡Gracias por llegar hasta el final!


Recuerda que: "La felicidad está al alance de todos"



Sole Pidemunt

Guia tu vida

61 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo